sábado, 29 de agosto de 2015

Medidas de autoprotección para víctimas de violencia de género (2) Si ya no convives con tu agresor



Los hombres violentos no toleran bien la frustración, consideran a su pareja como algo de su propiedad y no se resignan a perderla. Así, si has puesto fin a la relación de violencia, alejándote de tu agresor, es importante que tomes una serie de precauciones para poder evitar una nueva victimización y facilitar a las autoridades su labor de protegerte:

domingo, 9 de agosto de 2015

Medidas de autoprotección para víctimas de violencia de género (1) Si todavía convives con el maltratador

Lo primero que debes saber es que lo que te está ocurriendo les pasa a muchísimas mujeres en el mundo y que el hecho de que seas maltratada no tiene nada que ver con tu edad, estatus sociocultural, situación económica, nacionalidad, ni con el lugar en el que vives.  Tampoco tiene nada que ver con situaciones personales, por lo que los problemas de trabajo o tensiones familiares que tu pareja pueda tener no son responsables ni le da derecho a hacerte daño.
El maltrato es una grave violación de los derechos humanos que no puede ni debe ser justificado bajo ningún concepto y del que el único responsable es quien lo ejercer. Tú no tienes la culpa de lo que está sucediendo. Una vez la violencia ha comenzado, es muy difícil de detener y, por el contrario, suele agravarse con el tiempo, por lo que se necesita ayuda externa para salir de dicha situación.
 “El amor duele”, “quien bien te quiere te hará llorar”… nunca un refrán fue tan desacertado. No, el amor no debe doler, el amor no debe hacerte sufrir, el amor no debe ponerte en peligro. El maltrato es un proceso cíclico que se repite una y otra vez en el tiempo, siendo cada vez más breve entre sus fases y más violento.
No hay nada que puedas hacer para que tu pareja deje de maltratarte, su conducta obedece a unas creencias estereotipadas muy arraigadas a través de los años. Sus promesas y regalos, sólo son una forma de retenerte a su lado, pero la violencia no cesará.
Aunque no está en tus manos cambiar el comportamiento del agresor, sí que puedes poner fin a esta situación, con la colaboración de todos los profesionales que estarán encantados de ayudarte.
         Este texto se compone de una serie de indicaciones, precauciones o recomendaciones para aquellas mujeres que han decidido poner fin a una relación de violencia pero que todavía conviven con el maltratador:

sábado, 8 de agosto de 2015

La Prisión Permanente Revisable


       
     Con este artículo pretendo como ciudadana  introducir una aproximación a lo que vendría a ser la recientemente impuesta pena máxima en nuestro código Penal, así como hacer una  breve llamada a la reflexión sobre ésta.
     El pasado 1 de Julio entró en vigor la llamada prisión permanente revisable con la aprobación de la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/ 1995 de 23 de noviembre del Código Penal. Desde entonces, por parte de algunas fuerzas políticas y sectores de la sociedad se ha tratado  de asimilar esta pena con la cadena perpetua.
      Pero no es así.
  Cuando se habla de cadena perpetua tenemos que distinguir claramente que se está pensando en una pena máxima que se aplica sólo en algunos pocos países del mundo occidental  como en determinados estados de Estados Unidos, y por la que el reo no sale de la cárcel hasta que se muere y sin posibilidad de hacerlo en ningún caso (es decir sin posibilidad de revisión).

jueves, 6 de agosto de 2015

CRÍTICA DE LIBROS: El Alienista de Caleb Carr

     Por La Agenda del Crimen 

     
Publicada en 1994, El Alienista es una obra madura y muy bien documentada. Su autor, Caleb Carr, ganó con ella el premio Anthony 1995 a la mejor primera novela, aunque no entendemos muy bien por qué, ya que, en 1980, su autor ya había publicado Casing the Promised Land, novela ciertamente menor, que repudió y de la que pidió a los lectores que no la leyeran.
     La obra se adelanta un par de años a la serie de la NBC Profile antecedente de las series y películas que han protagonizado un pequeño “Boom” de interés por la perfilación criminal, la Criminología y la Criminalística. Series como CSI Las Vegas (y sus spin-offposteriores) o Mentes Criminales (ambas comenzaron a emitirse en el año 2000) y películas como Cazadores de Mentes [Mindhunters, 2004] (con un argumento ya muy alejado del realismo que pretenden mantener las series televisivas). El Alienista cuenta la historia, ficticia, del que podría haber sido el primer perfilador de la historia.

Manuel Blanco Romasanta: El Hombre Lobo de Allariz

       Por Antonio García Sancho
       
Es difícil no matar cuando uno es un depredador, un cazador nato; cuando uno es un lobo.
Manuel Blanco Romasanta se convertía en lobo para matar, ayudado por otros dos hombres, dos valencianos, Antonio y Genaro, que tenían su misma maldición. Una maldición familiar que le convertía en “lobisome”, en hombre-lobo, todos los días de la festividad de San Pedro desde hacía 13 años. Eso fue, al menos, lo que alegó en el juzgado.
La primera vez que le sucedió fue cuando Antonio y Genaro le encontraron en el bosque. Ellos ya mostraban en ese momento su aspecto feral y le miraban desde sus ojos amarillos como si le reconocieran. Entonces, el cuerpo de Romasanta se convulsionó, cayó al suelo revolcándose tres veces y se vio a sí mismo a cuatro patas, cubierto el cuerpo de pelo, babeando desde unas fauces hambrientas de sangre.
       En realidad, el relato de Romasanta no fue tan dramático. Fue mucho más conciso y lacónico, pero el resultado era el mismo. Tras el primer asombro, el juez instructor Quintín Mosquera, le animó a continuar. Romasanta contó que, durante años, había salido con Antonio y con Genaro, matando porque tenían hambre y porque, cuando se convertían en lobos, su instinto les dominaba, aunque era consciente de todo. Contó que cuando volvía a su forma humana sentía algo de pena por sus víctimas pero que no podía hacer nada. Contó cómo había matado a 13 mujeres convertido en lobo. Contó cómo se había convertido en el primer asesino en serie conocido de la historia de España.

martes, 4 de agosto de 2015

CRÍTICA DE CINE: "M. El Vampiro de Düsseldorf" (M, 1931)

         Por Francisco Simarro

       
Que Fritz Lang fue uno de los forjadores de aquellos pilares del séptimo arte, está claro; que “M” siempre será la madre (abuela, bisabuela o tatarabuela) de todas las películas sobre asesinos en serie, está claro. ¿En cuántas ocasiones nos hemos encontrado escenas donde el malo silbaba una tonadilla recurrente o cantaba o tocaba algún instrumento, y de esa forma su presencia tétrica llegaba antes que su persona? Eso comenzó aquí, con el personaje interpretado por Peter Lorre e inspirado en ese animal que fue Peter Kürten. ¿Pero Kürten silbaba; le atraparon, precisamente, porque iba por ahí silbando “Peer Gynt”? Dejemos las cosas claras: “M” se parece tanto a los hechos reales como puede parecerse un huevo a una castaña.